¿Qué es un modelo de simulación?

Por Pablo Senosiain

Octubre 9, 2018

Simule Aquí

Usamos la palabra Simulación de forma cotidiana, por ejemplo, cuando pedimos un crédito de consumo al banco y éste nos ofrece simular las condiciones del préstamo: podemos conocer la cuota mensual esperada antes de tomar el crédito bajo distintos escenarios. De la misma forma, cuando en el edificio donde trabajamos se realiza un simulacro de incendio, simulamos una condición de emergencia para conocer el tiempo esperado de evacuación y el comportamiento de las personas.

Simulación Discreta

En el ámbito de operativo de las empresas, usamos la palabra Simulación para referirnos a una metodología de análisis, que contempla la construcción de un modelo matemático para representar las operación de una empresa. Imaginemos a Jorge. Jorge es Gerente de Operaciones de un centro de distribución de productos (CD), y sabe que el próximo mes la demanda se duplicará. Sin embargo, lo que Jorge no sabe es cómo se comportará el CD ante este aumento de demanda. A Jorge le gustaría saber, por ejemplo, cuánta cola se generará en la entrada del CD, o cuál será el tiempo de permanencia de los camiones al interior. Sobre todo, a Jorge le interesa saber cuántas personas adicionales debería contratar el próximo mes para manejar las grúas o para hacer el picking, de forma que se mantenga el nivel de servicio que la empresa siempre ha sabido entregar a sus transportistas y, finalmente, a sus clientes. Jorge necesita tomar buenas decisiones de gestión y el análisis es complejo.

Metodología

Para ayudar a empresas como la de Jorge, desarrollamos soluciones de Simulación. En este caso, una simulación computacional implica construir un modelo matemático de las operaciones del CD: la llegada de camiones, la entrada y salida del recinto, los flujos y/o rutas que siguen los camiones al interior del CD, los recursos disponibles y las interacciones que tienen estos recursos en el tiempo.

 

Una vez construido el modelo, es posible simular la operación real, en un computador, sin riesgo y en segundos. Con la simulación, Jorge podría evaluar el comportamiento de su CD usando la demanda del próximo mes, o de los próximos 12 meses. Podría evaluar nuevos proyectos de infraestructura o la contratación de nuevos recursos. La simulación permite además modelar eventos aleatorios que ocurren en la realidad, como por ejemplo las fallas en los recursos o la variabilidad en los tiempos de procesos. Esto último es una de las ventajas clave de esta metodología: permite incluir la incertidumbre que tienen las operaciones en el análisis y la toma de decisiones.

 

En resumen, Jorge podrá replicar escenarios de interés y estudiarlos antes de que estos ocurran en la realidad. Con esto, las decisiones de gestión se optimizan: las inversiones rentan más, los recursos se utilizan mejor y el servicio entregado aumenta.

 

No cuesta demasiado imaginar cómo esta metodología aplica y entrega valor también en otros rubros como en la salud, los servicios de atención a personas, la minería, las plantas productivas, el transporte  y la logística en general.

 

Tags: ,

Escrito por Pablo Senosiain

Pablo Senosiain